Uncategorized

Hitler y Mussolini, cooperantes necesarios

POR ALBERTO IBARROLA OYÓN –

Desde la derecha y el navarrismo españolista, se busca legitimar un discurso que reivindica el golpe de Estado franquista de 1936 como inevitable y positivo para el Estado español, obviando arteramente que las tropas franquistas sublevadas contra el Gobierno legítimo del Frente Popular nunca hubiesen ganado la Guerra Civil de no haber contado con la intervención de los ejércitos de la Alemania nazi y de la Italia fascista y su apoyo armamentístico, y la cobertura de la Portugal del dictador Salazar, sin olvidar a los cien mil marroquíes mercenarios que lograron atravesar el Estrecho con la inestimable colaboración de la aviación alemana, sin la cual el transbordo de las tropas africanas hasta la Península no habría sido posible, y que se lanzaron ferozmente en primera instancia contra Madrid y después contra Catalunya. No fueron sino Hitler y Mussolini quienes eligieron a Franco para que liderase la sublevación y para futuro dictador, frente a otros posibles candidatos como los generales Mola, Yagüe o Queipo de Llano. Esto en sí mismo anula cualquier posibilidad de legitimación del franquismo. La Guerra Civil de 1936/39 constituye un preludio, un primer acto de la II Guerra Mundial, que la farsa y pantomima lacerantes del Pacto de Londres de No Intervención no pudo evitar, promovido por el Reino Unido y Francia, por el que las democracias occidentales abandonaron a su suerte a la II República, negándole incluso el derecho a comprar armas, lo mismo que con el diktat o capitulación de Munich entregaron Checoslovaquia al III Reich. El prejuicio contra el Frente Popular, al que se tildó de comunista sin ser cierto que el PCE fuese relevante en la formación del Gobierno, pudo más que la necesidad imperiosa de luchar contra el fascismo internacional. En cambio, la actitud disciplinada de este partido logró que la URSS accediese a vender armas a la República y enviase asesores militares, junto a México, lo que propició un incremento de su influencia. El dictador Franco agradeció el apoyo nazi y fascista no solo enviando la Legión Azul a luchar contra la URSS en la II Guerra Mundial, sino cediendo sus puertos marítimos a los buques de la Armada de las potencias del Eje y, al final de la guerra, acogiendo a prófugos nazis.

El nacionalcatolicismo aparece ideológica e históricamente emparentado con el nazismo y el fascismo. Al dictador Franco, caracterizada su biografía por una crueldad extrema, le corresponde el dudoso honor de ser el primer general en la historia militar en llevar a cabo bombardeos masivos contra la población civil, como los de Gernika, Durango o Barcelona, y esta táctica perversa se continuó en la II Guerra Mundial. Pero los obispos del Estado español, con la honrosa excepción de la Iglesia vasca, le dignificaron como a un salvador o enviado divino, consiguiendo así un descrédito para la Iglesia católica que perdura en nuestros días, pese a la rectificación preconizada en el Concilio Vaticano II. Cuando muchos dirigentes y militantes del PP y de UPN, así como destacados miembros de la alta jerarquía de la Iglesia católica, manifiestan su aquiescencia con la dictadura franquista, están justificando también crímenes nazis y fascistas, tales como el genocidio judío, aunque por sí mismo también el franquismo los perpetró y de lesa humanidad, avalados por la Ley de Responsabilidades Políticas de 1939. Así, pues, teniendo en cuenta que la victoria militar de Franco no hubiese sido posible sin la cooperación imprescindible de Adolf Hitler, tal vez el mayor criminal de toda la Historia de la humanidad, junto a la de otros dictadores fascistas, se puede afirmar que la derrota en la Guerra Civil de la II República, pese a los errores que este régimen democrático cometió, por ejemplo, el anticlericalismo exacerbado, tuvo más de demoniaca que de providencial. ¡Después algunos se quejarán con fingida amargura de que ese anticlericalismo siga cuajando en una parte importante de la sociedad!

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s