Uncategorized

ATA o la irresponsabilidad política

POR ALBERTO IBARROLA OYÓN

La fundación de la organización terrorista ETA se produjo durante la dictadura franquista como consecuencia del golpe de Estado fascista de 1936 y de la Guerra Civil subsiguiente, por lo que su actividad, desde el punto de vista político, pudo tener alguna justificación en sus inicios, sobre todo antes de haber matado a un ser humano por primera vez. Tras la muerte del dictador Franco y a medida que se reformaban las leyes franquistas, la legitimidad de sus acciones disminuyó progresivamente. A partir de la aprobación de la Constitución de 1978, similar a la de las democracias occidentales en puntos muy importantes, nada podía ya justificar la violencia política y, una vez que ETA (P)M se disolvió, todos sus actos se definen como terrorismo y asesinatos. Que ETA haya sembrado el odio y la violencia hasta haber asesinado a unas 850 personas, además de heridos, mutilados, secuestrados, etcétera, que haya aterrorizado a toda la sociedad vasca y a millones de españoles durante varias décadas, constituye un crimen de una gran magnitud. En este sentido, el anuncio del cese definitivo de su actividad armada de finales de 2011 llegaba demasiado tarde; las secuelas de sus fechorías no se podrán restañar en varias generaciones, tal vez nunca. En todo caso, que entregue sus arsenales, su desarme efectivo, rebajará mucho la tensión, sin duda.

Por eso, no se entiende que un sector aber-tzale radical, crítico al proceso de paz, que no representa absolutamente a nadie, defienda una línea dura, un retorno a la violencia y promueva actos vandálicos entre la juventud vasca, como los altercados del Casco Viejo de Pamplona/Iruñea, con destrozos en el mobiliario urbano, algún herido (podían haber sido muchos más) y enfrentamientos con la Policía antidisturbios, y los reiterados ataques a la UPV en Vitoria/Gasteiz, rechazables y condenables, cuando saben perfectamente que a esos chicos les van a juzgar por terrorismo y que, por lo tanto, tendrán que cumplir penas exageradas de cárcel, arruinando sus vidas y las de sus familias, que tal vez se enfrenten a cuantiosas indemnizaciones.

Lo que ATA pretende es inadmisible y una grave irresponsabilidad, puesto que, constituyendo un porcentaje deleznable de la población vasca, carece de legitimidad, en tanto que la sociedad entera se ha pronunciado nítida e insistentemente a favor del diálogo y de la convivencia normalizada y en paz. Esa estrategia profundamente errónea solo puede generar un mayor sufrimiento y más víctimas, de uno y otro signo. ATA no tiene ningún derecho a promover más violencia en este país, máxime que esta solo puede estar justificada en situaciones muy excepcionales, que en Euskal Herria no se producen, pues la sociedad vasca, aunque todavía no ha conseguido ejercer el derecho de autodeterminación, lo que no significa que en el futuro no vaya a usar de esa posibilidad que la propia evolución política e histórica del Estado español facilitará tarde o temprano, elige libre y democráticamente a sus gobernantes y legisladores, gozando de derechos fundamentales.

Los militantes de ETA, desde el punto de vista subjetivo abertzale, han sido patriotas vascos, en el peor sentido de la palabra en cualquier caso, pues anteponer el concepto de patria al derecho a la vida es moralmente reprobable; cuanto más que sus atentados han estado dirigidos también contra los propios ciudadanos vascos, en una especie de confrontación civil. Ahora bien, los integrantes de ATA, si se confirma un retorno a la violencia política, aun en forma de kale borroka, deberían ser juzgados por la conciencia colectiva del pueblo vasco como un movimiento que se sirve de la rebeldía innata de los adolescentes, que en principio no tiene por qué ser negativa, para caminar a la contra del conjunto de la sociedad vasca, para oponerse a su libertad y a sus derechos más básicos.

El autor es escritor

   www.noticiasdenavarra.com

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s