Uncategorized

Una abstención demoledora

POR ALBERTO IBARROLA OYÓN – Viernes, 1 de Julio de 2016 –

La derecha española se caracteriza por una gran disciplina y la izquierda por todo lo contrario. Precisamente fue el comportamiento anárquico, en el peor sentido del término, la causa principal de la derrota del ejército republicano durante la Guerra Civil de 1936-39, frente a una rígida y férrea obediencia en el bando nacional o fascista. Verbigracia, el requeté fue obligado a diluirse en el ejército regular franquista mientras los líderes carlistas que defendían su autonomía eran perseguidos. En el bando republicano, en cambio, cada partido organizaba sus milicias, se discutía en el plano teórico sobre la revolución y como colofón las diferentes agrupaciones del Frente Popular se enzarzaron agónicamente en una patética guerra civil dentro de la Guerra Civil, a lo que se sumó una persecución a los militantes del POUM y de otras organizaciones políticas de izquierdas, a quienes se les acusaba de trabajar para el enemigo.

En la actualidad, estos caracteres intrínsecos a la política española se reflejan, por un lado, en que los votantes de derechas acuden fiel, leal y religiosamente a votar en cada convocatoria electoral y, por otro, en que gran parte de los de izquierdas, desencantados por completo de la política, se abstienen y ceden la victoria al PP, el partido más corrupto de Europa, cuya militancia y simpatizantes adolecen de una inexplicable indolencia frente al saqueo al que han sometido a las arcas públicas sus dirigentes, indiferencia ante la falta de honradez del partido gobernante generadora de inquietantes interrogantes sobre la naturaleza humana como ser dotado de conciencia, capaz de distinguir entre el bien y el mal. Personalmente no comparto el maniqueísmo de pensar que los de derechas son los malos y los de izquierdas los buenos, aunque considero mejor para la gran mayoría social la defensa de lo público y de los derechos laborales y sociales que propugna la izquierda, pero el PP está investigado por la Justicia a causa de graves delitos y las tramas corruptas como la Gürtel o la Púnica son un escándalo diario. Por una parte, algunos se han acostumbrado y lo ven normal, tal vez lo admiran, quisieran ocupar el lugar de esos políticos corruptos que gozan de total impunidad; por otra parte, no se ha considerado razón suficiente como para votar en contra de que siga gobernando, más allá de si nos gusta más o menos una determinada candidatura, esta organización política presuntamente financiada con dinero en B, con varios de sus principales dirigentes en prisión, con muchos de sus militantes investigados o imputados, con una sombra de sospecha sobre todo el partido, su presidente inclusive.

La abstención del electorado de izquierdas demuestra una falta de compromiso con la sociedad y la democracia tan preocupantes como la corrupción del Partido Popular. El voto del miedo no explica por completo este sonado fracaso de la izquierda española en el 26-J, pues economistas de renombre internacional habían brindado públicamente su apoyo a Unidos Podemos, hecho suficientemente conocido. El Brexit tampoco aparece como una razón sólida, ya que precisamente ha sido el Partido Conservador o Tory el que ha generado ese problema en Gran Bretaña y, por ende, en la UE. Es la abstención del potencial votante de izquierdas el que ha propiciado la derrota del cambio en el Estado español, una abstención que demuestra un pasotismo recalcitrante, no justificado por la realidad política. Votar en conciencia supone per se un ejercicio de apoyo a la democracia, que no está tan asentada como podría parecerle a mucha gente que tal vez ignora hechos históricos de relieve. La Unión Europea ha ejercido de escudo frente a totalitarismos de diversa índole, pero a día de hoy el futuro de esta entidad supranacional también es incierto, lo mismo que el del Estado español, en las manos de corruptos que no creen en el Estado de derecho.

El autor es escritor

www.noticiasdenavarra.com

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s