Uncategorized

LA UNIDAD COMO VIRTUD POLÍTICA

POR ALBERTO IBARROLA OYÓN – Lunes, 16 de Noviembre de 2015 –

En los primeros años de la década de los 80 del siglo XX, la unión de liberales, conservadores y democristianos propició la conversión de Alianza Popular, partido ultraderechista fundado por el exministro franquista Manuel Fraga, cuyo recuerdo en Navarra estará siempre ligado al asesinato de dos carlistas de izquierdas y varios heridos en Montejurra 1976 (también son víctimas del terrorismo), en el Partido Popular, capaz de gobernar el Estado español durante largos periodos, incluso con mayoría absoluta en las Cortes. Esa unión se ha mantenido durante toda la era de la pseudodemocracia postfranquista hasta la irrupción de Ciudadanos, partido liberal semejante a otros partidos bisagras europeos que propone la misma política económica neoliberal que el PP, pero que en sus posturas político-morales se acerca más a la socialdemocracia, además de pretender una recentralización del Estado. La función de partido bisagra la ha efectuado tradicionalmente el nacionalismo moderado, algo que tal vez haya llegado a su final por la aparición del partido de Albert Rivera y porque parte de ese nacionalismo se ha radicalizado.

Por el contrario, la izquierda ha sufrido un continuo proceso de fragmentación, lo que ha impedido que se hayan aplicado programas de mayor contenido social. Esto ha creado un déficit democrático, pues se han dado situaciones en las que el gobierno no representaba a la mayoría de la ciudadanía. Este fenómeno se ha corregido, por ejemplo, en Navarra con una unión postelectoral que ha llevado a las fuerzas progresistas al Gobierno de la Comunidad Foral, acuerdo que se ha prolongado en la candidatura unitaria para el Senado, aunque no para el Congreso. Creo justo situar a Geroa Bai en la izquierda, pese a la presencia del PNV en la coalición, porque desde su fundación ha manifestado unos principios progresistas y por la aplicación de estos ahora desde el Gobierno. Además, el PNV representa un modelo de centroderecha civilizada, con inquietudes sociales, que en un momento decisivo de la Historia del Estado español: el golpe de Estado de Franco y la guerra civil, apostó por el republicanismo y la democracia; de ahí que partidos de izquierda radical como el PCE-EPK, dentro de Ezker Batua, aceptaran en el País Vasco colaborar en diferentes gobiernos presididos por un jeltzale.

El PP, y también UPN, temeroso de perder el poder, defiende que el partido más votado debe gobernar aunque no alcance una mayoría suficiente. Esta propuesta, de convertirse en ley, supondría un auténtico golpe de Estado de una derecha que goza de una unidad que la izquierda habitualmente no consigue, por lo menos, en cuanto a presentar una lista unitaria. Se darían situaciones absolutamente kafkianas, como, por ejemplo, podría haber sucedido en Navarra donde UPN, con quince parlamentarios de un total de cincuenta, habría gobernado con una minoría muy exigua, sobre todo, si consideramos los siete parlamentarios del PSN como voto progresista o si valoramos que el nacionalismo vasco superó en votos al partido regionalista liderado por Javier Esparza. El Gobierno del cambio en Navarra constituye una clara prueba de que los pactos postelectorales están perfectamente legitimados, situación que podría repetirse en el Estado y que permitiría que una probable mayoría social de izquierdas alcanzase el gobierno sobre la base de una representatividad mayoritaria. Pero la genuina posibilidad de acuerdos postelectorales entre las diferentes fuerzas políticas no puede excluir una severa crítica a la incapacidad de la izquierda para presentar listas conjuntas de cara a las elecciones del 20-D. La izquierda, si quiere gobernar y que sus políticas prevalezcan sobre las de la derecha, debe aspirar a una mayor unidad. La proliferación de nuevas siglas y marcas electorales debilita la potencialidad de unas propuestas políticas y sociales similares.

El autor es escritor

http://www.noticiasdenavarra.com

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s