Uncategorized

DEVOCIÓN ULTRACATÓLICA ELECTORALISTA

POR ALBERTO IBARROLA OYÓN – Jueves, 2 de Abril de 2015 –

Con la llegada de la Semana Santa las manifestaciones religiosas católicas se incrementan y toman las calles con sus procesiones y actos, en algunos casos, multitudinarios. Por esta vertiente pública que adopta en estos días la devoción católica, creo pertinente reflexionar aunque sea someramente sobre la relación entre política y religión. En mi opinión, debe establecerse una separación radical entre Iglesia y Estado, pero sin impedir que el mensaje religioso participe en el debate ideológico y sin que el laicismo se imponga a toda la sociedad en contra de su voluntad. Se comprende, no obstante, que la Iglesia católica suscite rechazo en amplios sectores sociales, pues está marcada por su reprobable papel en la Guerra Civil y su ominoso apoyo a la dictadura franquista. Cada vez resulta más necesario que la propia jerarquía eclesiástica condene sin ambages y sin subterfugios el nacionalcatolicismo.

Si bien el papa Francisco ha traído aires nuevos a la Iglesia, al mismo tiempo se observa en diferentes estamentos, en que los obispos españoles ocupan un lugar destacado, una resistencia férrea a asumir sus reformas. Bergoglio afirmó no haber sido nunca de derechas y muy pronto la jerarquía eclesiástica española matizó y enmendó sus palabras, las cuales no daban lugar a equívocos. De hecho, el Papa ya ha anticipado que probablemente siga la estela de Benedicto XVI y anuncie su retirada. Su intento de reformar el banco del Vaticano para dotarlo de transparencia ha impactado contra el frontón de los intereses terrenales que dominan demasiadas voluntades eclesiásticas. Francisco se ha pronunciado contra el capitalismo y sus injusticias, además de haber afrontado por primera vez el escándalo de la pederastia en la Iglesia, que hasta su llegada se había intentado ocultar. Su fomento del respeto y reconocimiento de su dignidad para el colectivo homosexual, su comprensión hacia las personas divorciadas o su llamada a la acogida de las mujeres que han abortado, entre otros mensajes positivos, han suscitado el odio de los obispos más retrógrados cuyas declaraciones homofóbicas y reaccionarias causan hastío y vergüenza entre los cristianos de base y la sociedad en su conjunto. El sector ultraconservador no le perdona a este papa bueno su oposición a que la Iglesia juzgue y condene a quienes no comparten su doctrina moral tradicional.

En período electoral, se revela necesario advertir que la derecha pondrá especial énfasis en temas como la interrupción voluntaria del embarazo o el matrimonio homosexual. En cambio, eludirá el debate sobre la plutocracia que rige los destinos de este país. Alertará sobre los populismos de izquierdas y omitirá la lucha de algunos partidos, sindicatos y movimientos sociales por avanzar en la justicia social y en la redistribución de la riqueza. Ignorará las condiciones laborales indignas y el desempleo que sufren la juventud y la clase trabajadora y subrayará el tema de la educación religiosa en la escuela, en la que el Gobierno del PP ha impuesto una asignatura de religión que no aborda el hecho religioso desde el punto de vista histórico, sociológico o antropológico, sino desde el dogmatismo y el adoctrinamiento. Sin embargo, no parece una entelequia pensar que el cristianismo y la izquierda podrían encontrar puntos en común para convivir en democracia e, incluso, trabajar conjuntamente. Por ejemplo, ambos consideran de modo muy negativo el deseo de acumular dinero a costa de lo que sea y de quien sea. Por este motivo, no se entiende, teniendo en cuenta, además, el altísimo grado de corrupción de los gobiernos derechistas y su cruel indiferencia ante el sufrimiento ciudadano, que desde la jerarquía eclesiástica y sus medios de comunicación pretendan concienciar a sus fieles de que no voten progresismo.

El autor es escritor

http://www.diariodenoticias.com

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s